UNIDAD III.

UNIDAD III. ESTABILIDAD POLITICA Y REFORMA EDUCATIVA

Al finalizar la decada de los cincuenta, el sistema politico mexicano se encontraba establecido sobre un verticalismo autoritario, que impedia la participacion politica de los diversos sectores de la sociedad.

El acceso al poder estaba limitado a la elite politica, aglutinada en el partido oficial y cohesionada por un mismo proyecto de sociedad, que apuntaba hacia una economia en pleno crecimiento e industrialization, asi como un “consenso” con tintes nacionalistas, construido desde el cardenismo. El autoritarismo como forma de gobernar, provoco la existencia de protestas en contra de las practicas de este poder autoritario.

Las demandas que reivindicaban los diversos grupos sociales eran de variada indole, sin embargo una demanda los hermanaba; la busqueda de espacios de participacion politica.

Las agrupaciones sindicales plenamente consolidados, como los ferrocarrileros y petroleros, telegrafistas y maestros, no se concretaban a hacer peticiones de aumentos salariales o de mejora de sus condiciones de trabajo, sino que ante todo buscaban formas democraticas para superar el control del Estado (via el charrismo sindical). Sin duda el movimiento ferrocarrilero fue muy importante, ya que implicaba un movimiento mucho mas amplio de democratizacion de la sociedad y ponia en duda las formas de control vertical con las que venia operando el Estado.

Este rasgo definitorio de los movimientos sociales de la decada no fue expresion exclusiva de los sectores populares, las clases medias tambien se expresaron en contra del autoritarismo.

La querella escolar, en primera instancia, fue un ataque en contra de los libros de texto, pero en realidad era parte del conflicto de antano, en contra de la legitimidad que el Estado se habia concedido para ejercer el monopolio de la education. En este conflicto o debate politico estuvieron presentes las clases medias que reclamaban el derecho de participar en la definition del contenido de ensenanza.

Frente a la movilizacion social, el Estado tuvo respuestas diferenciadas, para el movimiento ferrocarrilero, se mostro relativamente flexible en materia de revindication salarial y en general para negociarlas condiciones de trabajo, pero no permitio que se crearan direcciones sindicales que se enfrentaran a el. Para un sector de las clases medias, la respuesta ante la querella escolar fue el de incorporar en los nuevos libros de texto, las sugerencias que habian sido propuestas por la Iglesia y los empresarios, permitiendo con ello, cierta participacion politica a este sector de las clases medias.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


%d bloggers like this: